avances de la inteligencia artificial

La tecnología ha demostrado ser un importante aliado en la lucha contra el coronavirus. Las plataformas que permiten la implementación de la telemedicina, así como las apps que sirven para monitorear cuarentenas en distintos lugares, se han convertido en una verdadera ayuda durante este periodo marcado por la pandemia.

Si en un comienzo vimos cómo los drones y las impresoras 3D también eran herramientas útiles, hoy presenciamos cómo la Inteligencia Artificial (IA) se utilizan para lograr una detección más rápida y certera de los contagios por COVID-19.

El ejemplo sudamericano

En Brasil, dos empresas han desarrollado una tecnología que permite tomar la temperatura corporal de las personas a distancia. Esto es especialmente útil en lugares con mucho público, como es el caso de hospitales, supermercados y fábricas. La idea de este sistema es detectar de forma rápida quienes tienen fiebre, precisamente uno de los principales síntomas del coronavirus. Todo con el fin de evitar su propagación en nuevos pacientes.

La tecnología, que ha sido bautizada como Fevver, utiliza sistemas de algoritmos e inteligencia artificial conectados a una cámara, la cual captura imágenes del rostro de las personas y detecta la radiación de energía infrarroja al medir la temperatura en las esquinas de sus ojos, determinando si tienen o no fiebre.

Si el sistema detecta la existencia de una temperatura alta, entonces le toma una fotografía a la persona y envía una notificación al personal de enfermería. Si éste se encuentra en un hospital por ejemplo, podrán identificarlo y ubicarlo en un ambiente separado. Actualmente este sistema está en uso en el hospital Albert Einstein de Sao Paulo.

España también opta por la innovación

En Europa, en tanto, un equipo multidisciplinario de científicos españoles está trabajando en el diseño de un prototipo portátil capaz de detectar sin contacto y de forma rápida, el COVID-19 depositado en superficies de distintos materiales.

El dispositivo funcionará a través de la toma de muestras de sectores contaminados por el coronavirus y en otros que se encuentren limpios. Así, a través del uso de algoritmos de Inteligencia Artificial, los encargados podrán obtener conclusiones que les permitan avanzar en el desarrollo de este prototipo.

“Cada día, la Inteligencia Artificial está más arraigada en nuestra vida. Por lo mismo, no resulta descabellado considerarla como una importante herramienta para reducir la propagación del coronavirus, así como ya lo han hecho otros avances e innovaciones tecnológicas”, señala Diego Ayau, consultor en reestructuración empresarial.

Anticiparse a la propagación

Según una publicación de la revista The Wired, una empresa canadiense dedicada a monitorear la propagación de enfermedades infecciosas utilizando Inteligencia Artificial, advirtió sobre el potencial del coronavirus días antes de que la propia Organización Mundial de la Salud emitiera un comunicado oficial.

Al mismo tiempo, la IA fue capaz de rastrear el origen del virus hasta Wuhan. Lo que hizo fue analizar redes sociales y noticias de distintos medios sobre casos de gripe y nuevas enfermedades que tenían algo en común: síntomas que no se podían asociar con ninguna afección ya conocida.

Además, y gracias a los accesos a los datos globales de venta de billetes de avión, la IA pudo pronosticar que el virus viajaría desde Wuhan a Bangkok, Seúl, Taipei y Tokio, en los días siguientes a la aparición inicial del virus.

3 pensados en “La Inteligencia Artificial y su rol clave en la detección prematura del COVID-19”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *