Limpieza y desinfección de persianas

Ahora que debes permanecer en tu casa debido a la pandemia, aprovecha el tiempo y no postergues esos trabajos tediosos, como la limpieza de tus persianas. Los expertos aconsejan que la limpieza debiese realizarse al menos una vez por mes, ya que están expuestas a varios factores externos, como los cambios de temperatura, la contaminación externa, el barro después de la lluvia, los granizos, entre otros. Dedicándoles sólo un par de minutos al mes, podrás extender su vida útil y mantenerlas ¡como nuevas!

¿Sabes cómo hacerlo? Si estás confundido y necesitas ayuda, no te preocupes. Acá encontrarás los mejores consejos de los expertos de Reggia Colombia, junto a un instructivo simple que te permitirá realizar una limpieza profunda y efectiva, evitando que las persianas se transformen en un foco de alergias.

Consejos para dejar tus persianas como nuevas

– ¡Límpialas por fuera!: es necesario que limpies con mucho cuidado para no dañarlas, por lo que deberás dedicarle tiempo y paciencia. Intenta llegar a las partes altas con una escalera, para así limpiar en todos los lugares y no te olvides de las ranuras que, aunque parezca insignificante, es donde más polvo se acumula.

– El interior: Quizás limpiarlas por dentro sea la parte más rápida y sencilla, sólo debes cerrar la persiana y limpiar con el producto correspondiente dependiendo del material. Recuerda que primero debes remover el polvo con un paño o plumero y luego pasar un trapo de algodón para que no se propague el polvo.

– Elige el producto de limpieza dependiendo del material:

  • Madera: puedes utilizar cera de abeja o aceite de oliva para lograr una limpieza perfecta, pero recuerda no utilizar agua, ya que humedece y deteriora el material.
  • PVC o plástico: es tan sencillo como mezclar agua con jabón, con lo que podrás remover la suciedad, desinfectar la persiana y eliminar los tan desagradables ácaros. Si necesitas algo más potente para remover la suciedad, puedes utilizar un poco de desengrasante. Además, hay productos caseros, como el vinagre blanco o el bicarbonato de sodio disuelto en un poco de agua, que funcionan a la perfección.
  • Metal: es el más fácil de limpiar, ya que sólo necesitas un plumero, un paño de algodón limpio y alcohol. Debes retirar el polvo, luego pasar el paño y ¡listo! Además, el vinagre blanco con limón es un excelente truco casero para profundizar la limpieza.

– Utiliza un cepillo para las persianas venecianas: si no cuentas con un cepillo especial que te permita llegar a los lugares de más difícil acceso, ¡no te preocupes! Puedes utilizar el cepillo que viene con la aspiradora y lograrás un excelente resultado también.

– ¡No te olvides de las correas! También se acumula suciedad y residuos, por lo que es importante no descuidarlas.  Sólo debes humedecer un paño con el producto que prefieras y refregar con cuidado.

– Si tienes persianas desmontables, las puedes limpiar incluso en tu ducha de baño. Las persianas PVC se pueden limpiar con agua tibia y un chorro de detergente. Deja que se sequen y vuelve a colocarlas.

No es necesario invertir en productos de limpieza de alto precio ni pedirle a un experto que limpie tus persianas. Sólo con los implementos básicos, puedes lograr una limpieza profunda y duradera, que permitirá alargar la vida útil de tus cortinas y persianas, lo que se traducirá en un ahorro para tu bolsillo y una preocupación menos que, en estos tiempos, se agradece bastante.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *