Calentamiento global y las ciudades

Un aumento de 4°C es el que podrían experimentar en su temperatura ciertas ciudades del mundo debido al calentamiento global. Un estudio publicado por Nature, ha revelado esta situación, lo que obligaría a estos territorios a modificar su planificación urbana.

Dentro de los variados artículos que existen en el mundo sobre la situación que está viviendo el mundo y su medio ambiente, se suele asociar el concepto de cambio climático con el aumento de la temperatura del planeta. Esto, según varios exponentes de la comunidad científica sería erróneo, ya que no estamos en presencia de un proceso natural de la tierra, sino más bien, una consecuencia del comportamiento humano, que además de originar el calentamiento global, ha generado otro tipo de problemas como la afectación de la biodiversidad, sequías, inundaciones, entre otras cosas.

Algo que motivaría a que ciertas conductas que promueven el calentamiento global se dieran con más frecuencia, es el proceso de migración del campo a la ciudad. De hecho, según estudios de estima que en unos 30 años más, solo un tercio de la humanidad vivirá en zonas rurales. En base a esto, el Departamento de Ingeniería Civil y Medioambiental de la Universidad de Illinois, desarrolló un informe denominado “Proyecciones globales de múltiples modelos de climas urbanos locales”.

El informe: 4°C más de temperatura

El contenido del citado informe, sostiene que de aquí al año 2100 ciertas ciudades ubicadas en distintas partes del mundo sufrirán un aumento en sus temperaturas a causa del calentamiento global, algo que se derivaría en 4°C más de lo normal. Para llegar a esa estimación, el estudio publicado en Nature, tuvo que analizar los modelos climáticos de distintas ciudades en relación a su aspecto urbano durante el siglo XXI.

¿Qué acciones se deben tomar entonces? Las ciudades que sufran de este cambio en sus temperaturas, deberán de cambiar sus actuales planificaciones urbanas, con el objetivo de sobrellevar de mejor forma esta situación en el futuro.

¿Dónde ocurrirá esto?

Dentro de las zonas que sufrirían estos cambios detallados por el estudio, estarían regiones de Estados Unidos, Sudamérica, Medio Oriente, Asia y áfrica. El aumento promedio de las temperaturas a causa del calentamiento global en las ciudades del mundo sería de 1,9°C más de lo habitual. Sin embargo, algunos lugares podrían incluso llegar a subir su temperatura en unos 4,4°C, aunque todo depende de la eficacia que puedan tener las políticas públicas que buscan reducir a emisión de gases de efecto invernadero.

Una de las razones por las que los expertos explican que en las zonas urbanas las temperaturas aumentarían mucho más que en las zonas rurales, es que debido al asfalto y el cemento que tienen las ciudades, la absorción del calor por parte de estas superficies no permitirían el debido enfriamiento. Dentro de todos los países analizados por el informe, se llegó a la conclusión que 26 ciudades serían las más afectadas con esto debido a sus índices de emisión de gases altas e intermedias.

Una luz de esperanza

Sin embargo, no todas las conclusiones del estudio son malas. Uno de los aspectos positivos del informe, es que, debido al descenso de la humedad en zonas urbanas, podrían aparecer más iniciativas de vegetación dentro de las ciudades. Por otra parte, el sentido de este estudio puede motivar a que diferentes naciones tomen cartas en el asunto para garantizar un futuro más limpio y verde.

Hoy en día es necesario cambiar la conciencia mundial del planeta en torno a estos aspectos ecológicos. Esta comprobado, que cerca del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de las ciudades, por lo que es desde allí donde debieran aparecer las soluciones para generar un cambio que evite seguir con el calentamiento global actual.

En este sentido, dentro de los cambios que se pueden comenzar a realizar están un mejor diseño urbano, que incluya más espacios para el tránsito peatonal, más áreas verdes y medios de transporte que utilicen energías que no contaminen, como la eléctrica o la solar. Por otra parte, también es responsabilidad de las empresas construir edificios que utilicen este tipo de energías y reduzcan aún más la huella de carbono.

Por supuesto, todo este esfuerzo debe estar acompañado también con la acción tomada por grandes industrias y fábricas, las cuales son responsables en gran mayoría del calentamiento global y de contaminaciones que afectan el medio ambiente.