tocar guitarra

Debido a la grave amenaza que significa el coronavirus, la mayoría de los países que han sufrido con la pandemia han dispuesto de cuarentenas para reducir el número de contagios. Esto se ha convertido en una manera efectiva de mantener el virus a raya. Sin embargo, también ha acarreado una serie de problemáticas.

Muchos se han visto complicados con el largo periodo de encierro en casa. Probablemente esto ha afectado más a quienes deben trabajar afuera y el teletrabajo no aparece como opción. En este sentido, quienes han presentado más inconvenientes han sido los trabajadores asociados al mundo del arte y la cultura.

Con la gente encerrada en sus casas, se han tenido que cerrar cines, teatros, galerías y centros culturales, lo que también ha provocado la cancelación de estrenos de películas, obras de teatro, lanzamientos de libros y diversas exposiciones. Dicho de otra forma, el mundo del arte ha quedado paralizado, en una inquietante condición de suspenso.

El streaming como escape de la crisis

Como una respuesta ante la severa crisis en el sector, muchos artistas y gestores culturales han utilizado sus redes sociales o distintas plataformas de streaming para seguir vigentes y mantener el vínculo con la audiencia.

A fines de abril, por ejemplo, se celebró el Día Internacional del Libro, instancia que fue aprovechada por muchos escritores para realizar talleres de escritura a distancia. Para eso utilizaron Instagram, Facebook o aplicaciones como Zoom. Por su parte, varias editoriales también gestionaron charlas y conversatorios protagonizadas por sus escritores de forma online, como una forma de mantener su presencia en las redes sociales.

El ámbito de la música también se ha visto severamente golpeado con la cuarentena. A raíz de lo anterior, muchos han organizado presentaciones en línea o verdaderos conciertos desde el living de su casa. Otros músicos están ofreciendo talleres a distancia con la intención de enseñar a tocar distintos instrumentos.

“El impacto entre los artistas ha sido enorme, porque la mayoría ya estaba en una situación de informalidad laboral, porque en su mayor parte boletean y no tienen contrato”, explicó a El Mostrador, Bárbara Negrón, directora ejecutiva del Observatorio de Políticas Culturales (OPC).

Los números también resultan poco alentadores. Varios estudios efectuados en las últimas semanas dan cuenta de la situación precaria en la que están los artistas. Un 30 por ciento de los músicos ha asegurado que dejará de percibir más de un 60 % de sus ingresos por actividades. En tanto, un 84,8 % de los artistas visuales afirma haber perdido su trabajo producto de la pandemia.

El Patrimonio se celebra a distancia

Otro de los afectados con la cuarentena ha sido el Día del Patrimonio Cultural. Por primera vez en sus veinte años, esta actividad presenta dificultades para su normal realización. Esto no es un tema menor pues en sus últimas versiones ha convocado a más de un millón de personas a lo largo de todo el territorio.

De forma inédita y a raíz de la contingencia, el Ministerio de las Artes, la Cultura y el Patrimonio ha dispuesto que esta celebración, programada para el 29, 30 y 31 de mayo, se lleve a cabo de forma remota. En esta ocasión se lanzará un sitio web para que sean las propias personas u organizaciones culturales las que puedan inscribir talleres, recorridos virtuales, conversatorios, exposiciones y concursos en torno a la celebración del patrimonio material e inmaterial de nuestro país.

Un pensamiento de "Cultura en pandemia: el arte sobrevive en línea"

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *