Multas, impagos y crisis en el sector inmobiliario han afectado a varios títulos. El sector tecnológico también tuvo altos y bajos.

El año que terminó -2021- no será recordado con especial cariño por buena parte de los inversores de los mercados chinos, especialmente los de compañías de sectores en problemas como el tecnológico o el inmobiliario.

El índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, perdió más de un 15% a lo largo de 2021, mientras que el CSI 300, que aglutina a los principales valores de los parqués de la parte continental del país, los de Shanghái y Shenzhen, bajó un 6,6%.

En Hong Kong, el subíndice que aglutina a los valores tecnológicos más destacados perdió un 35% de su valor en 2021 ante la campaña reguladora del Gobierno chino en el sector, que se ha saldado con múltiples multas e investigaciones antimonopolio para compañías como Alibaba, cuyos títulos han bajado nada menos que un 52% desde que comenzó el año.

Por otra parte, algunas importantes inmobiliarias del país atraviesan una crisis de liquidez -en algunos casos, llegando al impago de sus obligaciones- después de que Pekín cortase, en agosto del año pasado, el grifo de la financiación bancaria a las promotoras más endeudadas tras años de agresivas políticas de apalancamiento.

El subíndice que mide la evolución de los valores inmobiliarios en Hong Kong cayó un 7,8% en 2021 y, aunque no esté incluido en él, cabe destacar el desplome del máximo exponente de la crisis del sector en el país, Evergrande, que en 2021 perdió casi un 90% de su valor bursátil.

En esa bolsa, el mejor rendimiento fue el del fabricante de ropa Li Ning (+58%), mientras que en la de Shenzhen ese honor recayó sobre la productora de químicos y fertilizantes Hubei Yihua (+554%) y en Shanghái, sobre la minera de tierras raras China Northern Rare Earth (+250%).

Por la parte negativa, en Hong Kong destacó la filial de servicios sanitarios de Alibaba, Alibaba Health (-72%); en Shenzhen, la promotora inmobiliaria Myhome (-55%) y en Shanghái la farmacéutica Jiangsu Hengrui (-46%).

En 2021 también se produjeron en China algunas de las más importantes salidas a bolsa del mundo, como la de la red social Kuaishou, principal rival local de TikTok, que recaudó en Hong Kong 6.200 millones de dólares, o la de la operadora telefónica estatal China Telecom en Shanghái, que le reportó 7.400 millones de dólares tras su exclusión de Wall Street.