La Unión Europea pacta un rearme común frente a la amenaza rusa: “No solo debemos invertir más en Defensa, sino hacerlo juntos”

Han pasado 31 años desde que el entonces ministro de Exteriores belga Mark Eyskens definiera a la Unión Europea como “un gigante económico, un enano político y un gusano militar”. Ahora la invasión rusa de Ucrania está sirviendo para que la UE se desperece, despierte, en temas que en muchos momentos parecían tabú: la Defensa es uno de ellos. Así, con la amenaza de Putin de fondo, los líderes de los 27 han pactado este martes un rearme conjunto “con urgencia” en el que se puedan recuperar los stocks de material enviado a Ucrania durante estos meses y al mismo tiempo crear “una herramienta a corto plazo para reforzar las capacidades industriales de defensa europeas mediante la adquisición conjunta voluntaria”.

De esta forma, los Estados miembros siguen el camino que empezó a marcarse en el mes de marzo en la Cumbre de Versalles, donde se acordó trabajar en la Europa de la Defensa, y tras la aprobación ese mismo mes de la Brújula Estratégica, la gran obsesión de Josep Borrell para que la Unión sea “un actor soberano e independiente” a nivel geopolítico. Eso sí, los líderes son conscientes de que el proyecto europeo todavía gatea en materia defensiva y militar por lo que reivindican la convivencia y la complementariedad con la OTAN.

Los 27 coinciden en la necesidad de una UE “más fuerte y capaz en el ámbito de la seguridad y la defensa”. Y en esa línea se pronunciaron los líderes de las instituciones europeas. “No solo debemos invertir más, sino ciertamente gastar e invertir más, juntos. Con opciones como mercados conjuntos, reforzar la base industrial y tecnológica europea en ese ámbito. Especialmente teniendo en cuenta el papel las pymes”, comentó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, siguiendo el argumentario del propio Borrell. Para el Alto Representante la clave está en “incrementar el gasto militar de manera coordinada, gastando más y mejor, juntos”.

En las conclusiones de la cumbre también se piden “medidas para trazar las capacidades de fabricación adicionales actuales y necesarias de fabricación actuales y necesarias y para reforzar la capacidad y la resistencia del sector tecnológico e industrial de la defensa europea”. Esto es, no solo comprar armas sino también fabricarlas, por lo que esa soberanía que apadrina Borrell se daría en dos frentes. 

Una inversión conjunta y exenciones

¿Y cómo se financia esta apuesta? Los líderes marcan el camino en este sentido poniendo otra idea sobre la mesa y espera, por parte de la Comisión Europea, la presentación de un posible programa europeo conjunto de inversión en Defensa, “que incluya la exploración de un vehículo para la exención del IVA y para proyectos europeos de Defensa de gran interés común”. Asimismo, la ausencia de un ejército europeo lleva a los líderes a pedir proyectos que impulsen unas mejoras en la movilidad de efectivos militares por el territorio comunitario, y que el Banco Europeo de Inversiones tenga un papel más predominante a la hora de dar respaldo a la seguridad y la defensa europeas, dos cuestiones hasta ahora prácticamente apartadas en un rincón de los debates.

La base de estos planes es la Brújula Estratégica presentada por el Servicio Europeo de Acción Exterior hace ya varios meses. En ella, entre otras cosas, Borrell defiende lanzar en la próxima década una fuerza militar común de acción rápida, dotada de hasta 5.000 soldados, para reaccionar en situaciones de crisis. Los líderes de los 27 bendijeron en su momento esta idea, entendida por muchos como el germen de un ejército europeo aún lejano. 

Y es que la UE no cuenta con suficientes competencias en Defensa, que ahora recaen en su mayoría en los países miembros. De hecho, hay un caso particular: Dinamarca. ¿Por qué? Porque no participa en la Política Común de Seguridad y Defensa, ya de por sí limitada. Pero el contexto geopolítico ha cambiado tanto que en Copenhague van a celebrar un referéndum para eliminar esa excepción y subirse a un carro que todavía va en primera, pero que está cada vez más cerca de coger velocidad.

Published at Tue, 31 May 2022 16:55:21 +0000