Los países africanos avisan a la UE: “Estamos muy preocupados por los efectos de las sanciones en el sistema de pago de Swift”

Hay una batalla por la narrativa, recuerda cada día Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea. Una batalla por la narrativa sobre quién es responsable de la crisis alimentaria que ya se siente: si Vladímir Putin, por la invasión rusa de Ucrania; o la Unión Europea, por el efecto bumerán de las sanciones aplicadas al Kremlin. Y, en esa batalla por la narrativa, Rusia ha ido perdiendo votaciones en Naciones Unidas, pero este martes el presidente de turno de la Unión Africana, el senegalés Macky Sall ha evitado responsabilizar a Rusia durante su discurso por videoconferencia ante los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la UE reunidos en Bruselas.

“La crisis alimentaria provocada por el conflicto en Ucrania afecta especialmente a nuestros países por su fuerte dependencia de la producción de trigo ruso y ucraniano”, ha dicho el presidente senegalés, evitando señalar a Rusia. “La situación es preocupante y lo peor puede estar por venir si la tendencia actual continúa. Además, los fertilizantes ahora son tres veces más caros que en 2021. Según algunas estimaciones, la producción de cereales en África caerá entre un 20% y un 50% este año”.

El presidente de la Unión Africana también ha trasladado a los líderes de la UE “que se haga todo lo posible para liberar las existencias de granos disponibles y asegurar el transporte y el acceso a los mercados para evitar el escenario catastrófico de desabastecimiento y aumento generalizado de precios”. “También está la cuestión del bloqueo del puerto de Odesa, que impide el flujo de existencias de cereales. Apoyamos el mecanismo de la ONU propuesto para ayudar a desbloquear la situación”.

El presidente de turno de la Unión Africana ha añadido: “Nuestros países están muy preocupados por los efectos colaterales de la interrupción causada por el bloqueo del sistema de pago de Swift debido a las sanciones. Cuando el sistema Swift se interrumpe, significa que incluso si los productos existen, el pago se vuelve complicado, si no imposible. Quisiera insistir en que esta cuestión sea examinada lo antes posible por nuestros ministros competentes para encontrar soluciones adecuadas”.

Plan genérico de la UE contra la crisis alimentaria

“La agresión militar rusa amenaza con tener consecuencias dramáticas para la seguridad alimentaria mundial”, decía el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en su carta de invitación a los líderes de la UE. “Los precios de los alimentos se han disparado y nos enfrentamos a graves riesgos de hambruna y desestabilización en muchas partes del mundo”.

Así, los 27 han debatido “formas concretas de ayudar a Ucrania a exportar sus productos agrícolas utilizando las infraestructuras de la UE” y “cómo coordinar mejor las iniciativas multilaterales a este respecto”.

En relación con el suministro alimentario, Von der Leyen ha hablado de las toneladas de trigo bloqueado en Ucrania y de las vías seguras que se quieren abrir para su distribución.

“Hay 22 millones de toneladas de grano bloqueado, sobre todo en Odesa”, ha reconocido el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel: “Apoyamos los esfuerzos de la ONU para buscar una forma de sacarlo, y la búsqueda de rutas alternativas pero es difícil y caro por cuestiones logísticas”.

Así, el Consejo Europeo ha aprobado unas conclusiones genéricas en las que pide a Rusia “que ponga fin a sus ataques a la infraestructura de transporte en Ucrania, levante el bloqueo de los puertos ucranianos del mar Negro y permita las exportaciones de alimentos, en particular desde Odesa”.

Según los 27, la UE “está tomando medidas activas para facilitar las exportaciones agrícolas de Ucrania y apoyar el sector agrícola de Ucrania para la temporada 2022. En este sentido, el Consejo Europeo invita a los Estados miembros a acelerar el trabajo sobre los ‘carriles solidarios’ propuestos por la Comisión y a facilitar las exportaciones de alimentos desde Ucrania a través de diferentes rutas terrestres y puertos de la UE”.

El Consejo Europeo “pide una coordinación internacional eficaz para garantizar una respuesta global en materia de seguridad alimentaria”. En este sentido, “acoge la Iniciativa de Resiliencia de la Agricultura y la Alimentación (FARM) que tiene como objetivo mitigar las consecuencias sobre los niveles de precios, la producción y el acceso y suministro de granos. También apoya al Grupo de Respuesta a Crisis Globales de la ONU, la próxima iniciativa del G7 que establece una Alianza Global para la Seguridad Alimentaria (GAFS) y otras acciones e iniciativas multilaterales y de la UE”.

Además, el Consejo Europeo “invita a la Comisión a explorar la posibilidad de movilizar reservas del Fondo Europeo de Desarrollo para apoyar a los países socios más afectados. En vista de la actual escasez de fertilizantes en el mercado mundial, el Consejo Europeo pide esfuerzos más concertados para trabajar con socios internacionales a fin de promover un uso más eficiente de los fertilizantes y alternativas a ellos”.

Published at Tue, 31 May 2022 16:48:11 +0000