Mechas face framing: ¿cómo se hacen y cuáles son sus ventajas?

Las mechas face framing ofrecen un cambio de look sutil que ayuda a destacar las facciones del rostro. Además, se adaptan a varios peinados.

Última actualización: 27 julio, 2023

A la onda de tendencias que retornan del pasado se suman las mechas face framing, una técnica de peluquería enfocada enmarcar la cara para acentuar las facciones. De ahí el nombre de este procedimiento caracterizado por ofrecer una imagen jovial y llamativa sin invertir mucho dinero.

Diferente a otros métodos, los reflejos que encuadran el rostro suponen una mano de obra menos complicada, es apropiada para mujeres de cualquier edad y contrasta de buena forma con todo color de cabello. ¿Tiene más ventajas? Te lo contamos a continuación.

¿Qué son las mechas «face framing»?

Las mechas face framing también son llamadas «mechas de maquillaje» y chunky lights (luces gruesas), por su particular forma de iluminar el rostro mediante mechones frontales de tonalidad más clara en comparación con el resto de la melena.

Este tipo de pigmentación se aplica solo al pelo que cae a los lados de la cara, diferenciándolo de otras técnicas como el balayage, las californianas y las babylight, que abarcan mayor proporción del pelo.

Su objetivo es refrescar la imagen, aprovechando las sombras y las luces provenientes de los tonos elegidos. Les atribuyen un efecto rejuvenecedor, debido a que recobran el brillo que el paso de los años disminuye en la tez.

Las face framing combinan varios métodos de coloración, aunque solo se exhiban en una parte de la cabellera. El secreto está en bajar al menos un tono a la base para conseguir la desigualdad de colores y demarcar una fuente de luz a cada lado.

Ventajas de las mechas «face framing»

Estas mechas son asociadas a cambios ligeros, pero quien lo desee puede optar por contrastes más intensos. Si estás tentada a pintarte el cabello y todavía no te animas a un cambio de look extremo, este procedimiento capilar funciona como iniciación. ¿Más beneficios?

  • Adaptación a varios peinados: son compatibles con cabellos recogidos, flecos sueltos o rizos. En melenas largas o cortas también quedan increíbles.
  • Economía: al no emplear numerosos productos e implicar poco cabello, es un trabajo más barato tanto en salones de belleza como si prefieres realizarlo en casa.
  • Abundancia: el brillo que proporcionan las chunky lights da la sensación de una cabellera con más volumen, sobre todo si aprovechas los cortes en capas, bob o blunt bob.
  • Ajuste a cualquier base: a todos los tonos les va bien un poco de luz con mechas frontales; de hecho, personas con melena oscura o en tonos rojizos se aventuran a este juego de luces y logran excelentes resultados.
  • Naturalidad: el cambio que persiguen las mechas de cara enmarcada siempre es sutil, pero el nivel de saturación depende de los gustos. En general, el aclarado suave del tono natural va desde el medio del mechón hasta las puntas; pero de raíz al centro del contorno del rostro tiende a incrementarse la saturación.


Así se hacen las «face framing»

Las primeras veces que aplicas coloración al pelo, lo apropiado es poner la melena en manos profesionales, ya que los estilistas conocen qué tipo de tintes son acordes a la condición capilar. Además, están tan familiarizados con las técnicas que reducen el margen de error.

Sin embargo, las face framing son cero complicadas, de manera que podrías hacértelas en casa con un tinte menor en 1 o 2 escalas a tu tono base y ejecutando la pauta que a continuación exponemos.

1. Preparación

Alista tanto el pelo como los materiales para el procedimiento; hablamos de los siguientes implementos:

  • tinte,
  • peine,
  • toalla,
  • brocha,
  • guantes,
  • papel aluminio,

El cabello tiene que estar limpio y seco. Comienzas cubriendo el cuello con una toalla, para no manchar la piel. Lo próximo es dividir con el peine las mechas frontales.

2. Aplicación

La coloración la llevas a cabo distribuyendo el tinte desde la raíz hasta las puntas, tarea para la que es útil la brocha. Algunas personas usan sustancias vegetales, pero las minerales y sintéticas suponen mayor duración.

Las primeras no son tóxicas, pero desaparecen en poco tiempo. En cambio, las segundas oscurecen o aclaran de modo gradual por semanas o meses. Finalmente, las terceras ofrecen amplia resistencia del color ante lavados sucesivos.

3. Aislamiento con aluminio

La función del papel aluminio es provocar calor, abrir la cutícula del pelo y acelerar la actuación del tinte. Por ello, al realizar las face framing, los mechones se aíslan con este elemento. Esto evita que el tinte toque otras zonas de la cabeza y que el calor active más el pigmento.

4. Aclarado

Transcurrido el tiempo que indique el tinte en las instrucciones de uso, retira el papel de aluminio y aclara con agua.  Para mayor intensidad, aplica un poco más de tinte después de quitar el papel plata.

A veces se opta por decolorantes como fase previa, pero el manejo de estas sustancias es preferible que lo realice alguien experto en belleza capilar.



Mantenimiento de las «face framing»

Aunque se trate de un par de mechones, lo apropiado es cuidarlos con cosméticos para cabellos teñidos. El pelo con tintes requiere un extra de hidratación, nutrición y protección, ya que así conserva por más semanas el nuevo color y la vitalidad.

En caso de ir a la playa o la piscina, no olvides aplicar un producto que resguarde el cabello de los estragos que causan la sal, el cloro y el sol. La Academia Española de Dermatología y Venereología recomienda los protectores en spray, los champús con filtro solar y las mascarillas.

Te podría interesar…
Published at Thu, 27 Jul 2023 22:30:54 +0000