Cómo reciclar en cuarentena

Las cuarentenas que se han implementado en distintos lugares del mundo como una forma de reducir la propagación del coronavirus, han tenido un efecto positivo en el planeta. Varios reportes han evidenciado cómo se han reducido los índices de contaminación atmosférica; también hemos visto cómo ha cambiado el comportamiento de los animales salvajes, los cuales parecen más cómodos sin la presencia de los humanos en las calles.

Por lo mismo, la cuarentena se ha posicionado como un periodo ideal para fomentar el cuidado del medioambiente, también para tomar conciencia en torno al impacto que provocamos en el planeta. Por estos días, muchos en casa se han dado cuenta de la gran cantidad de basura que originamos las personas, por esta razón el reciclaje ha cobrado más que nunca relevancia.

Cómo reciclar en cuarentena

Uno de los mayores aprendizajes que obtenemos cuando comenzamos a reciclar es acerca de la enorme cantidad de desperdicios que generamos. Esto es un gran paso, porque reciclar es, precisamente sobre eso, tomar conciencia. Así, el primer paso del reciclaje es adquirir la costumbre de separar nuestros desechos, ya sean los de plástico, cartones, vidrios, latas y papeles.

También es importante organizar un espacio en tu propia casa con contenedores, una especie de estación de reciclaje. Lo ideal son cuatro contenedores: papeles/cartones; plásticos; vidrios/botellas; lata/chatarra. Acá lo importante es separar de buena forma todo el reciclaje, ojalá aplastando o compactando la mayor cantidad de recipientes para optimizar el espacio. Recuerda que debido al confinamiento no podrás ir con las bolsas o contenedores a los puntos limpios las veces que quieras, así que intenta ser eficiente.

La limpieza es lo primero

Siempre es importante que realices una adecuada limpieza de los residuos que quieras reciclar. Para esto debes lavarlos de forma intensa, quitando etiquetas o papeles que tengan adheridos en su superficie. Respecto a los olores, utiliza una compostera para los desechos orgánicos. En este caso, se estima que, haciendo compost, la generación de residuos se reduce en un noventa por ciento, lo cual cobra relevancia si se considera que el material resultante termina como un rico abono para el suelo. Además, también estás contribuyendo a disminuir el desperdicio de alimentos a nivel global.

Si no tienes una compostera, o si vives en departamento, intenta reciclar desperdicios alimentarios que no sean de gran tamaño y que puedan ser limpiados de forma sencilla. Al mismo tiempo, los expertos recomiendan que, si hay un contagiado con coronavirus en la casa, lo mejor es no reciclar, así como desinfectar al momento de botar la basura.

Mantente informado

Actualmente existe un amplio catálogo de guías y tutoriales en línea que resultan prácticos para quienes recién adoptan el reciclaje como forma de vida. Esto se vuelve de gran utilidad, sobre todo en tiempos de confinamiento, donde la gestión de los desechos se vuelve crucial. Si estás interesado, pero no conoces mucho sobre el tema, una buena forma de acercarte a él es aprendiendo de las experiencias de quienes sí llevan años reciclando.

También, el periodo de cuarentena puede ser aprovechado para reunirse en familia y reflexionar sobre nuestro comportamiento negligente e irresponsable con el planeta y sobre la urgencia de adoptar una forma más sustentable de vida la cual tiene al reciclaje como una de sus principales manifestaciones.