Piñera minera dominga

La Fiscalía chilena abrió el viernes una investigación al presidente Sebastián Piñera por la venta de una empresa minera a través de una firma de sus hijos, que apareció en las filtraciones de los Pandora Papers.

El fiscal general Jorge Abbott abrió la investigación después de que los Pandora Papers revelaran la venta de la minera Dominga por parte de una firma “vinculada a la familia del presidente Piñera”, dijo Marta Herrera, jefa de la unidad anticorrupción de la fiscalía.

El lunes, Piñera dijo que no hubo conflicto de intereses en la venta de 2010, que tuvo lugar durante su anterior mandato como presidente.

Herrera dijo que la fiscalía tomó la decisión de investigar debido a la posibilidad de que el negocio involucrara “cohecho, eventuales delitos tributarios, cuestiones que en definitiva serán objeto de investigación.”

El caso debe ser dirigido por el fiscal de la región de Valparaíso, al norte de la capital, Santiago.

Herrera dijo que las condenas por soborno conllevan una pena de prisión de cinco años.

Según una investigación de dos medios locales, CIPER y LaBot que forman parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) que produjo los llamados Pandora Papers, Dominga fue vendida al empresario Carlos Alberto Délano, amigo de Piñera, por 152 millones de dólares en una operación realizada en las Islas Vírgenes Británicas, un conocido paraíso fiscal.

La investigación descubrió que el pago debía ser escalonado en tres cuotas con una cláusula que establecía que la última cuota dependía de que “no se estableciera un área de protección ambiental en la zona de operaciones de la minera, como reclaman los ambientalistas”.

Según la investigación, el gobierno de Piñera no creó un área de protección alrededor del sitio de la mina en cuestión.