Cuidados para conductores de motos

Uno de los medios de transporte más populares en todo el mundo son las motocicletas. Fueron muy popularizadas en el cine gracias las películas del actor James Dean y hasta el día de hoy son adquiridas por muchas personas que buscan una alternativa más económica que los automóviles. No obstante, muchos accidentes ocurren al no contar con las medidas de seguridad necesarias.

A lo largo de nuestra historia moderna, los vehículos motorizados han tenido un desarrollo bastante espectacular, siendo las motocicletas, uno de los medios de transporte más populares de todo el mundo. La primera fue inventada en 1867 por el estadounidense Sylvestre Howard Roper y ha sido ocupada por grandes figuras del cine como James Dean o Arnold Schwarzenegger.

No obstante, esta popularidad no ha ido de la mano con la promoción de las buenas conductas que debieran tener los motociclistas, quienes, tomando las medidas de seguridad correspondientes, podrían evitar una gran cantidad de accidentes que pueden llegar incluso hasta la muerte.

En Coperiodistas, hemos enumerado una serie de recomendaciones que ayudarán a quienes manejan motocicletas a cuidar su propia vida y la de los demás.

Utiliza el debido equipamiento

Uno de los aspectos más importantes en el cuidado de la vida de quienes manejan motocicletas, es que los conductores estén muy bien equipados cuando vayan encima. Dentro de los implementos más comunes están los guantes, que previenen lesiones en las manos productos de caídas y permiten un mejor control del manubrio central.

Por otro lado, también son necesarios unos zapatos o botas capaces de adherirse muy bien a los pedales, para evitar resbalones. Pero, lo más importante, es el uso del casco, que es capaz de prevenir lesiones en la cabeza y está regulado por ley en varios países del mundo.

Conoce la motocicleta con lujo de detalle

Los manuales no son incluidos en los aparatos tecnológicos para ser botados a la basura. En el caso de las motocicletas, leer manual resulta muy importante ya que además de conocer las partes del vehículo, su debido análisis permite saber cuáles son los límites y maniobras que se pueden o no hacer encima de ella.

Si eres novato, parte con un modelo más lento

Hay muchos accidentes que se provocan por la imprudencia de personas que creen dominar las motocicletas, pero que en realidad son novatos. Si nunca te has subido a uno de estos vehículos de dos ruedas, te recomendamos que al comprar uno elijas uno de baja potencia, en donde su máximo de velocidad sea de unos 60 a 70 km/h.

En cuanto a su tamaño, si eres una persona de baja estatura, comprar una con un asiento muy alto puede ser un problema, ya que llegar al suelo con los pies puede ser un problema para ti. Para comenzar a manejar cualquier modelo, es recomendable también buscar un modelo liviano, ya que es más fácil maniobrar encima de este tipo de motocicletas.

Ten cuidado con los puntos ciegos

Uno de las dificultades que tienen los principiantes a la hora de manejar cualquier vehículo motorizado, es saber ocupar los espejos laterales. Estos permiten divisar cualquier otro vehículo que venga por los costados, por lo que tiene una gran utilidad a la hora de adelantar.

Sin embargo, en muchas ocasiones, las motocicletas ven perjudicados sus ángulos de visión ya que son tapadas por grandes vehículos y camiones. Lo mejor que se puede hacer en estos casos, es esperar a que los camiones pasen y luego retomar la marcha. Así pueden evitarse accidentes en los virajes.  

Toma las curvas con cuidado

Maniobrar una motocicleta en muchos casos puede ser más difícil que manejar un automóvil. Esto hace sentido cada vez que se toman las curvas de un camino, ya que un vehículo común siempre debe reducir la velocidad cuando lo hace. Una motocicleta también debe hacerlo, pero la diferencia es que solo vira con una rueda y no con dos, por lo que el control del conductor debe ser aún mejor. Esto, es algo que se logra con mucha práctica.

Las motocicletas deben estar siempre en buen estado

Como todo vehículo, hay ciertos estándares que las motocicletas deben cumplir. Sus neumáticos no deben estar gastados y lisos, sus frenos deben tener pastillas funcionales, y además, el motor debe tener el aceite suficiente para no ocasionar problemas graves.

Por lo menos una vez cada tres meses, las motocicletas debieran recibir un mantenimiento supervisado por un mecánico. Un accidente por la parada brusca de estos vehículos al momento de estar manejando, puede ser aún más grave que un desperfecto automotriz. Prevenir, es la clave.