adaptar hogar al teletrabajo

Durante el 2020, muchas personas se han enfrentado a la necesidad de adaptar el teletrabajo, a raíz de la emergencia sanitaria desatada por la COVID-19. No es un secreto que la mayoría de las empresas no estaban preparadas para esto, menos aún sus empleados. Por esta razón, ha sido necesario repensar los espacios del hogar para cumplir con las tareas laborales de forma efectiva.

A continuación, ofrecemos algunos consejos para acondicionar un espacio para el teletrabajo.

Elegir un espacio

Antes de pensar en el mobiliario, es necesario elegir el lugar de la casa que funcionará como oficina. Calza a la perfección una pieza con poco uso, como la habitación de invitados; de no contar con una, se puede acondicionar un espacio abandonado, como una zona de la sala de estar donde se ubique una mesa de arrimo o que no tenga función específica.

La selección del área está determinada por el tipo de actividad que se realizará. Por ejemplo, para trabajar en un computador, basta un lugar donde quepan silla y mesa; en cambio, si se realizan actividades manuales, como costura, es necesario tener en cuenta dónde se colocarán todas las herramientas para cumplir con la labor.

En algunos casos, el acondicionamiento de este espacio podría implicar regalar o vender algunas piezas del mobiliario que no se utilicen o no sean necesarias. De ser así, es imprescindible evaluar cuáles de los muebles cubrirán las nuevas necesidades del teletrabajo y cuáles no.

Por otro lado, trabajar en la cama o el sofá no es recomendable, pues fomenta distracciones y a la larga provoca dolores de espalda.

Pensar el mobiliario

Elegido el espacio, es hora de seleccionar el mobiliario. Es importante pensar bien en los elementos imprescindibles para evitar adquirir muebles que no sean funcionales; de lo contrario, se corre el riesgo de atiborrar un espacio que debería estar libre de distracciones y ser cómodo.

Una mesa y una silla son necesarias para cualquier actividad, pero deben ser funcionales. Por ejemplo, que la mesa cuente con cajones y espacio para una impresora, de requerirse una. La silla debe tener respaldo y reposabrazos, para evitar dolores por malas posturas.

En caso de que se trabaje con documentos, será necesario un archivador, que también servirá para aquellas personas que deban organizar herramientas o materiales.

Añadir algunas repisas en la pared permitirá aprovechar el espacio en vertical para colocar objetos que deben estar a la mano; incluso cuando se regrese a la oficina, estas repisas serán útiles para colocar fotografías o figuras decorativas.

De igual forma, se debe contar con una buena lámpara de escritorio, además de tener a mano elementos para organizar las labores de cada día, como libretas, agentas y lápices.

Buena iluminación

El teletrabajo puede ser muy complicado si no se cuenta con buena iluminación. La luz azul de los computadores lastima la vista si el trabajo se lleva a cabo en una estancia oscura o en penumbras. De igual forma, una buena iluminación beneficia las actividades manuales.

Esto puede lograrse eligiendo un espacio cercano a una ventana, donde se regulará la luz al instalar complementos como cortinas y persianas. Algunas que pueden ser realmente útiles son una persiana vertical de PVC o unas persianas de madera según tu gusto. De igual forma, se puede optar por una cortina enrollable blackout más funcional, para evitar el reflejo de las ventanas en las pantallas y obtener un espacio más privado cuando termine la jornada laboral.

Elementos decorativos

Añadir fotografías, figuras o plantas es una manera de personalizar el espacio de trabajo y hacerlo más agradable. Esto es necesario incluso dentro de casa.

Además, también es posible complementar el área con carteles que muestren frases motivacionales o mercadería con el logo de la empresa, que permita enfocarse en el trabajo que se realiza y ayude a superar los bloqueos creativos.

Otros consejos para el teletrabajo

Acondicionar el espacio es el paso más importante para comenzar el teletrabajo. Adicional a las recomendaciones anteriores, te ofrecemos algunos consejos para tener una jornada más agradable y libre de estrés:

  • Establecer un horario. Seguir el mismo horario de oficina contribuye a la concentración y evita que se excedan las horas.
  • Incluir momentos de descanso. Durante la jornada laboral, es recomendable apartar 5 minutos por cada hora para levantarse de la silla y estirarse.
  • Delimitar las tareas familiares. Para no distraerse con los quehaceres domésticos ni agobiarse, se deben establecer con la familia las pautas sobre quién se encargará de cada tarea y remarcar la importancia de respetar el espacio y el horario de trabajo.

Con estos consejos, será muy sencillo no sólo acondicionar un espacio para el teletrabajo, sino también llevar a cabo las labores con mayor eficiencia y comodidad. Tras la experiencia de este 2020, es muy posible que muchas empresas sigan realizando sus actividades a distancia, así que es imprescindible construir una oficina en el hogar y adaptarse a la nueva rutina.