cortinas y teletrabajo

A raíz del coronavirus, muchos espacios y personas han tenido que reinventarse: cortinas, escritorios, buena silla y otros implementos tomaron protagonismo a la hora de retomar funciones desde el hogar. Y es que la pandemia ha golpeado fuertemente al mundo entero. El planeta ya ha sobrepasado largamente el medio millón de fallecidos, mientras que la lista de contagiados sigue subiendo cada día. Debido a la gravedad de la emergencia, los países afectados han tenido que tomar una serie de medidas destinadas a frenar el avance del virus. La más importante, disponer que la población haga confinamiento en sus hogares como una manera de evitar los contagios.

El mundo debe seguir funcionando, pero a la distancia. Y en este nuevo escenario, la posibilidad de operar remotamente o a través del teletrabajo ha asomado como la mejor opción en este periodo de crisis sanitaria. Sin embargo, la adopción de la modalidad remota nos tomó tan de sorpresa como el virus mismo, y no todos estaban preparados para llevarse la oficina a la casa. Así, hemos tenido que improvisar en el camino y habilitar un espacio para ocuparlo como lugar de trabajo.

Afortunadamente, existen algunos tips y recomendaciones que nos ayudan a generar una atmósfera que fomente la concentración y la comodidad al momento de ser productivos, especialmente a través de las cortinas que podemos utilizar en el espacio que destinemos al teletrabajo.

Cortinas y ventanas para una necesaria cantidad de luz

¿Necesitas adoptar la modalidad de teletrabajo? Pues bien, uno de los primeros pasos es enfocarte en hallar el mejor espacio de la casa para instalar tu puesto de home office. Lo ideal es que éste se encuentre cerca de una ventana, lo cual permita el ingreso de una abundante cantidad de luz natural. En esto la ciencia tiene mucho que decir, pues está comprobado que la luz natural incrementa los niveles de concentración, al tiempo que evita la irritación en los ojos y los dolores de cabeza propios de la luz artificial.

También, la luz natural mejora nuestro estado de ánimo, lo que nos ayudaría a enfrentar de mejor forma las extensas jornadas laborales. Esto es clave, porque en periodos de crisis y angustia, los momentos de paz y tranquilidad que podamos tener son los que más se valoran.

Es por esta razón que las cortinas y persianas también desempeñan un rol clave a la hora de crear nuestro espacio para el teletrabajo. En este sentido, una buena alternativa es recurrir a las cortinas roller o enrollables, ya que son cómodas y ocupan poco espacio. Además, pueden ser controladas de forma sencilla, con lo que podemos ir regulando la cantidad de luz que ingresa a la habitación.

Cortinas más recomendadas para el teletrabajo

Así, las que se recomiendan son las cortinas modernas, especialmente roller duo pues permiten el ingreso de luz solar. Las no se aconsejan las de tipo blackout pues son capaces de generar un oscurecimiento total de la habitación, por esto mismo son más utilizadas en los dormitorios de los hogares.

En tanto, las cortinas romanas también podrían resultar útiles para el espacio destinado al teletrabajo, ya que pueden ser recogidas de forma sencilla a través de los distintos paneles que posee; de esta forma, podemos subirla completamente cuando necesitemos más luz, o bien podemos bajarla hasta cierto punto si lo que buscamos es mayor privacidad o permanecer concentrados, sin los elementos distractores que pueden provenir del exterior.

El diseño de esta cortina es sencillo y elegante, por lo que ayuda a embellecer los espacios. También existe en una gran variedad de colores, por lo tanto, se pueden elegir aquellos que estimulan la paz y la concentración en el trabajo.

El mismo espacio, pero distinto

Considera que, debido a la cuarentena y el teletrabajo, deberás pasar más tiempo en un determinado espacio. El mismo sector de tu casa que antes destinabas a un fin específico, en este nuevo escenario deberás acondicionarlo para que te sirva para trabajar. Y en este sentido es recomendable que ofrezca otro aspecto, pues le estás dando una utilidad distinta al mismo espacio. Para este fin, las cortinas también se vuelven un instrumento importante y la mejor manera de conseguirlo es atreverse a innovar.

Los paneles japoneses son una buena manera de otorgarle un nuevo aspecto al espacio que destines para el trabajo de oficina. Además, ofrece una imagen sobria y elegante que estimula la sensación de paz, tan atesorada por las culturas orientales. Esto es una buena opción si queremos dejar atrás la angustia y el estrés asociados a la sobrecarga laboral y el contexto de pandemia por el cual atravesamos.

Además, los paneles japoneses permiten crear una atmósfera minimalista, lo cual fomenta un mejor nivel de concentración pues elimina las distracciones, lo que terminará siendo clave para aumentar tu productividad.

De esta forma, puedes seguir siendo funcional en un espacio acondicionado especialmente por ti. Así, podrás trabajar de forma cómoda y segura en casa a resguardo de lo que pueda ocurrir afuera de ella.