Cuando llevar a los hijos al psicólogo

La psicóloga Alejandra Goñi Ossa, comenta cuáles son las señales que permiten descifrar cuándo un niño necesita ayuda profesional. “Algunas son evidentes, pero otras pueden permanecer más escondidas”, señala. 

Para un adulto tomar la decisión de ir al psicólogo puede ser algo muy complejo. Algunos asisten por voluntad propia y otros lo hacen luego de que les insistan. Pero en el caso de los niños el asunto cambia, ya que la decisión de llevarlos pasa únicamente por sus padres. 

Pero, ¿cuándo es el momento indicado para hacerlo? Esta es una pregunta que suelen hacerse los padres, en especial los primerizos, quienes no han tenido la experiencia de criar a un niño antes. 

A través de una serie de señales, es posible darse cuenta que un niño tiene problemas: “Algunas son evidentes, pero otras pueden permanecer más escondidas. Por ejemplo, si notas que tu hijo o hija presenta un cambio muy drástico en su ánimo de un momento a otro, puede ser signo de que necesita ayuda”, comenta la psicóloga Alejandra Goñi Ossa. 

¿Cuáles son las señales más evidentes? 

Según explica Goñi, existen cinco tipos de síntomas asociados a problemas psicológicos infantiles a los cuales los padres deben poner atención. Estos son:

  • Algo está interfiriendo en su funcionamiento habitual: Si notas que tu hijo tiene dificultades para realizar ciertas tareas que antes realizaba sin mayor problema, puede ser que esté pasando por un proceso complejo. Generalmente esto va acompañado de procesos de tristeza, apatía, comportamientos disruptivos, entre otros. 
  • Presenta conductas extrañas que lo afectan a él o a los demás: Una conducta extraña o anómala se define como aquella manifestación conductual poco habitual en la mayoría de los infantes. Si notas que estas conductas, que pueden ser violentas física o verbalmente, se van haciendo reiterativas en el tiempo, es necesario acudir a un especialista. 
  • De un momento a otro cambió sus emociones o comportamientos: Otra señal se hace presente cuando las emocionalidades que habitualmente están presentes en un niño, de una semana a otra, cambian. Por ejemplo, si un niño que siempre está jugando con otros ahora prefiere encerrarse y estar solo, puede ser signo de que está teniendo un problema. 
  • No es capaz de adaptarse en ciertos entornos: En relación al punto anterior, este cambio en su forma de ser, puede ocasionar problemas de adaptación en lugares como el colegio, un nuevo hogar o cualquier gran cambio que deba vivir. 
  • Pide ayuda literalmente: Aunque no lo creas, muchos niños son capaces de manifestar abiertamente que tienen problemas. Es deber de los padres prestarles la debida atención y no relativizar la situación. 
Alejandra Goñi Ossa, psicóloga titulada en la Universidad Adolfo Ibáñez.

La labor del psicólogo infantil

¿Por qué es tan importante llevar a los niños al psicólogo? En el caso de que tus hijos presenten algunos de los síntomas mencionados con anterioridad, es importante pedir la ayuda de un profesional. 

En este sentido, un psicólogo infantil no solo puede ayudar al niño con el problema particular que está teniendo, sino que también, puede cerciorarse que su desarrollo cognitivo esté yendo bien conforme a su edad. 

“Los padres que realmente se preocupan por sus hijos, deben poner especial atención a las señales que se presentan en su desarrollo. La psicología infantil se encarga de evaluar y estudiar cada uno de los procesos de los niños, por lo que un profesional experto en esta materia puede ser de mucha utilidad, especialmente para padres sin experiencia”, señala Alejandra Goñi. 

La importancia de estos profesionales ha ido creciendo durante los últimos años, y como prueba de ello, es cosa de apreciar la presencia de ellos en los establecimientos educacionales. Si antes contar con un psicólogo en un colegio era un lujo, hoy se hace indispensable en una sociedad cada vez más acomplejada a nivel interno.