teletrabajo extensiones chrome

El navegador creado por la empresa que posee el buscador más utilizado en el mundo, es uno de los más utilizados por los usuarios de computador por su rapidez y fácil uso. Dentro de sus funcionalidades están las extensiones, herramientas que pueden ser muy útiles, inclusive a la hora de teletrabajar.

A diferencia de lo que sucedía en el inicio de la computación, hoy en día no se necesita saber de códigos o lenguajes extraños para manejar un ordenador. Las grandes compañías tecnológicas nos han hecho la vida más fácil con sus sistemas y herramientas capaces de resolver tareas simples y complejas.

Una de esas empresas es Google, que con su navegador Chrome revolucionó el mundo hace algunos años. Una de las funciones que tiene este programa son las extensiones, aplicaciones internas que pueden ser útiles a la hora de navegar. Como hoy el teletrabajo es más común debido a la pandemia, existen algunas herramientas capaces de ayudarnos.

Para mantener todo limpio: Click&Clean

Esta extensión, cumple la función de mejorar el rendimiento del computador, ya que de forma automática realiza la limpieza de historial, cookies, descargas y el tan detestable caché. La acumulación de estos datos guardados automáticamente por el navegador hace que el PC se vuelva lento.

Además, otra virtud que tiene esta extensión es que analiza periódicamente nuestro equipo buscando virus y malwares, los cuales pueden corromper la calma dentro de nuestro computador y acceder a datos personales.

Hasta que a ciberseguridad se haga costumbre: FlowKrypt

Uno de los aspectos que cobra más relevancia con la masificación del teletrabajo, es la seguridad de los datos que manejamos. Por un lado, están nuestros propios datos, pero por otro, están los datos relevantes para la empresa en la que trabajamos. Es por esto, que extensiones como FlowKrypt vienen como anillo al dedo en la actualidad

Lo que hace esta aplicación, es que una vez instalada permite crear correos electrónicos desde el mismo Gmail con un cifrado especial llamado “end-to-end” a través de claves PGP. Esto permite que nuestros datos que viajan por internet, no sean alcanzados por personas o softwares con mala intención.

Como esta extensión existen varias otras en la tienda de Google, pero lo importante, es verificar que tan confiables son antes de descargar. Un punto de referencia pueden ser los comentarios o si la extensión es oficial de la tienda.

Solución a los que no son bilingües: Traductor de Google

Una de las características del teletrabajo, es que puede ser realizado prácticamente desde cualquier lugar en el mundo teniendo una conexión a internet. Es por esto, que es frecuente encontrarse con personas que trabajen para otras personas que no hablan su idioma materno.

Para ayudar a ese tipo de personas, es que existe una versión del Traductor de Google en forma de extensión. Esta permite al usuario traducir instantáneamente las páginas que visita sin la necesidad de recurrir a Google para hacerlo. Su proceso es automático una vez instalada la extensión.

Si no tienes un planner: To Do List

Si nunca has sido ordenado o no tienes una agenda en donde anotar tus tareas diarias, es mejor que lo empieces a hacer. Uno de los elementos más criticados del teletrabajo es el nivel de productividad que puedan tener los empleados en casa.

Para ello, la extensión To Do List puede ser muy útil, ya que permite la creación de listas de tareas desde el mismo Google Chrome, mediante una interfaz sencilla y amigable.

Si necesitas aún más orden: Qlearly

Si no te basta con la extensión anterior, puede que te sirva Qlearly, una extensión que permite agrupar las pestañas que tengas abiertas y tus páginas favoritas, con el objetivo de ordenar mientras usar el buscador. Con esto, toda la información queda dispuesta en un muro virtual que posee tablas y columnas para trabajar de forma cómoda.

Combate la distracción: Stayfocusd

Quizás una de las extensiones más útiles pueda ser Stayfocusd, una aplicación que literalmente te recuerda que debes trabajar. Para ello, cuenta con un limitador de tiempo para algunas páginas como Facebook, YouTube e Instagram, las cuales pueden convertirse en un gran foco de distracción, lo que disminuye la productividad.