Tendencias en el futuro de las compañías

Desde antes de la pandemia, una serie de tendencias tecnológicas se han ido implementando en la sociedad en general, pero también en las empresas. En este sentido, el internet y sus aplicaciones han cambiado la forma de hacer negocios, por lo que de cara a lo que viene, las compañías tendrán una serie de desafíos empresariales que atender para alcanzar el éxito.

La pandemia ha dejado entrever que la tecnología es muy importante para nuestras vidas. El desarrollo de internet, de la mano de inventos como el 5G, buscarán entregar mayores facilidades en la vida diaria, pero también en ambientes de trabajo. En ese sentido, las compañías tienen una serie de desafíos empresariales por delante relacionados con la tecnología.

En Coperiodistas, hemos reunidos algunos de los que creemos, marcarán la pauta de aquí a las décadas que vienen.

Digitalización al 100%

Algo que garantizará una mayor sostenibilidad y rentabilidad para todo tipo de empresa es el nivel de digitalización que vayan logrando en el camino. Esto no necesariamente tiene que significar una disminución en los puestos de trabajo, ya que, con el teletrabajo, se ha visto que muchas de las labores que antes se hacían en oficinas, hoy pueden hacerse desde casa.

En este sentido, hay que señalar que ya son varias las compañías que pretenden seguir con sistemas parecido, y considerando el rápido desarrollo que hemos vivido de la tecnología, no sería extraño que para varias industrias uno de los desafíos empresariales más importantes sea el de digitalizar todas sus operaciones y automatizar varios procesos mediante el uso de la inteligencia artificial.

El teletrabajo

Como ya mencionamos en el puesto anterior, el trabajo desde casa ha comenzado a ganar terreno con la pandemia. Las empresas se están dando cuenta de que consiguen las mismas ganancias permitiendo que sus trabajadores realicen sus tareas a distancia. Con ello ahorran mucho en el arriendo de oficinas y uso de energías.

Este es un beneficio que no solo obtienen las grandes empresas, ya que los trabajadores pueden ahorrar también en gastos de transporte, los que varían mucho de país en país.

El 5G y sus aplicaciones derivadas

El avance más esperado para este 2021 es la implementación paulatina del 5G, red de datos que promete multiplicar por mucho la velocidad del internet. Con esto, se espera que se desarrollen tecnologías muy innovadoras en los próximos años, que sean capaces de ser incluidas en los quehaceres de las empresas.

Por ejemplo, con este desarrollo, muchos datos podrían ser gestionados desde la nube, al igual que el accionar de muchos aparatos electrónicos. En esta línea, el desarrollo de la realidad aumentada puede ser relevante considerando que puede ayudar a la gestión de maquinarias a distancia.

El adiós a los puestos de trabajo tradicionales

Algo menos relacionado con la tecnología, tiene que ver con uno de los desafíos empresariales más recurrentes del último tiempo, que es gestionar de la mejor forma el talento. Es por esto, que se ha previsto que, de cara al futuro, paulatinamente se vayan eliminando los puestos de trabajo y se opte por la contratación en base al cumplimiento de tareas individuales.

En este sentido, las empresas ya no optarían tanto por contratar a personas de manera permanente, sino que, lo harían de forma temporal en base a los objetivos que deseen cumplir. Los especialistas tendrán el protagonismo en este sentido.

El fin de las fronteras

Uno de los desafíos empresariales más importantes es avanzar hacia un mundo en donde las fronteras no importen a la hora de contratar personal. Con la ayuda de internet, esto es realmente fácil ya que dos personas pueden comunicarse en el mundo en vivo y en directo a través de llamadas y videoconferencias.

El único problema previsto en este punto, es la barrera idiomática, aunque el idioma inglés sigue expandiéndose y siendo el lenguaje estrella a la hora de comunicarse.

El desafío empresarial más importante de todos: Sustentabilidad

Es quizás lo más importante para las empresas y para todo el mundo, que las industrias logren disminuir sus emisiones de gases contaminantes en la atmósfera, tales como el CO2, que provoca el temido calentamiento global.

En este punto, las empresas deben estar atentos a los acuerdos globales que se han logrado respecto a la salud del planeta, el cual debe reducir su temperatura global por lo menos en 0,5 grados °C de aquí a los próximos años.