Inversores chilenos miran al extranjero

Mientras la nueva Convención Constituyente de Chile comienza el largo proceso de reescribir la constitución del país para “refundar” la nación, como dijo el presidente de la asamblea, los inversores locales están mirando al extranjero para invertir su dinero.

Los activos locales pueden parecer baratos después de casi dos años de agitación política, pero el panorama nacional sigue siendo rocoso y las oportunidades en el extranjero son demasiado buenas para ignorarlas, según los expertos en gestión de patrimonios Gonzalo Trejos (socio y gerente de estrategia de Quest Capital), Rodrigo Bustamante (socio y director general de Sartor Capital Wealth Management) y René Sepúlveda (director general de Alcalá Inversiones).

“Hemos enfrentado un fuerte proceso de desinversión en los últimos dos años, y hemos estado recomendando bajar la exposición a activos locales y dolarizar cada vez que vemos un tipo de cambio más atractivo”, dijo Sepúlveda.

Una ola de protestas que comenzó en octubre de 2019 llevó a la creación de la nueva Convención Constituyente, que arrancó el domingo con la elección de un presidente y un vicepresidente. Mientras los miembros comienzan a redactar la nueva carta magna, Chile también iniciará una campaña presidencial que culminará en las elecciones de noviembre.

Los inversores estarán atentos a la predominancia de los miembros de izquierda e independientes en la Convención, mientras que un candidato comunista lidera algunas de las primeras encuestas para las elecciones presidenciales.

En medio de toda la incertidumbre, Bustamante afirma que muchos inversores han incrementado sus inversiones en el extranjero, con cerca de la mitad de sus carteras ahora fuera del país.

El índice bursátil S&P IPSA de Chile cayó un 12% en el segundo trimestre, y las acciones cotizan con el mayor descuento registrado respecto a sus homólogas de los mercados emergentes. El mercado de renta fija también ha registrado descensos, y el rendimiento del índice de referencia del Tesoro a 10 años ha subido 200 puntos básicos en los últimos cinco meses. Además, el banco central podría subir el tipo de interés oficial este mismo mes debido al aumento de la inflación.

El alejamiento de los activos locales ha sido dominado por los clientes medianos, dado que los más grandes ya tenían un “sesgo internacional” para contrarrestar las importantes inversiones que tienen en Chile y la región, dijo Trejos.

Inversión alternativa: Una estrella en ascenso

La demanda de inversiones alternativas en capital riesgo y crédito privado va en aumento, en detrimento de los activos más tradicionales, dijeron los gestores de patrimonio. La nueva tendencia ha motivado la creación de fondos en el extranjero.

Quest lanzó este año un fondo cerrado de inversión inmobiliaria residencial en Estados Unidos, y tiene previsto abrirlo al público en bolsa, según Trejos. El interés de los clientes hace que la empresa ya esté trabajando en un nuevo fondo para la promoción inmobiliaria, también en EE.UU., dijo.

Sartor también lanzará próximamente un fondo de desarrollo inmobiliario en asociación con una empresa estadounidense, dijo Bustamante. “La tendencia es buscar inversiones más temáticas, dirigidas a algunos nichos específicos”, dijo.

Junto con el aumento de la demanda de activos alternativos, también se buscan inversiones en nuevas tecnologías, como las energías limpias, dijo Sepúlveda.

Hacia el futuro

La aversión a los activos locales en general y las tendencias a la dolarización podrían profundizarse aún más en los próximos meses o años, dijeron los gestores de patrimonio.

Si el candidato comunista, Daniel Jadue, gana las elecciones presidenciales, se producirían cambios estructurales en el modelo económico, lo que supondría nuevos riesgos sistémicos, dijo Trejos. Además de la política, el PIB tendencial de Chile, que fue revisado a la baja por el Banco Central en su último informe de política monetaria, también pesará en el apetito por los activos locales.

Chile no es el único escollo para los inversores. América Latina está atravesando un “superciclo” de cambios políticos cargados de incertidumbre, y ésta es una de las principales preocupaciones que observa el mercado, dijo Sepúlveda.

“Por temor a la política local, no es raro escuchar a los inversores decir ‘quiero irme del país'”, dijo Bustamante.